.

.
.

domingo, 2 de julio de 2017

Diego Fusaro : La nueva plebe Precarizada

.



Las nuevas coordenadas de interpretación de la sociedad actual y posibilitar el cambio social.......  



La nueva plebe Precarizada





Por : Diego Fusaro




Fin de la burguesía y del proletariado:la nueva plebe precarizada







La rebelión de las élites -que también podría ser entendida como una “segunda Restauración”- ocurre desestructurando no sólo el Siervo a través del tránsito del proletariado al precariado, es decir, a través de la fragmentación de clase y la desactivación de cualquier pathos en contra de toda forma de adaptación. También, al lado y sinérgico con respecto a este movimiento, hay la aniquilación, por mano de las élites cínicas y apátridas, de la clase media burguesa tradicional, que sin embargo, en el pasado, había apoyado las élites en contra del Siervo.

Para imponerse en su forma totalmente correspondiente a su propio concepto, el capital debe estructurarse de forma post-proletaria y post-burguesa, destruyendo, entonces, tanto el Siervo como la clase media, de modo que desaparezcan la estabilidad ética burguesa y proletaria, la conflictividad del Siervo y los valores burgueses no compatibles con el reino de la omni- mercantilización.

El capital absoluto y especulativo anhela a verse a reflejado sí mismo en cualquier parte y, por lo tanto,no puede no aspirar a derribar todo lo que lo límite y lo frene, desde la conciencia oposicional proletaria a la ética y la cultura burguesa: él tiene que sustituir a las formas tradicionales de la subjetividad de clase con una masa amorfa y re-plebeizada de consumidores anónimos e individualizadas, ya ni burgueses ni proletarios, sin arraigo comunitario, sin conciencia histórica y sin indocilidad antagónica.

Es en vista de este objetivo que, con su inconsciencia infeliz, la nueva élite del Señor, a partir de 1989, procede a la destrucción de la clase media hija del welfare del siglo XX y, al mismo tiempo, a la aniquilación de la gran cultura burguesa.

Obtiene el primer resultado precarizando el trabajo de la vieja burguesía y depredándole su patrimonio a través de robos financieros legalizados, y alcanza el segundo a través de la reestructuración mercantil de la educación, empresarializando las escuelas y las universidades y destruyendo la idea misma de cultura.

Por esto, de acuerdo con la representación de Finale di partita de Morleo, la camisa burguesa está abandonada en la arena global, junto con las herramientas de trabajo del Siervo.

La clase burguesa se caracteriza por su estructura íntimamente dialéctica. Ella puede, por un lado, dar lugar a la figura de la conciencia infeliz y a la consiguiente contestación radical del capitalismo, en esto alineándose al lado del Siervo, de acuerdo con el ejemplo del burgués anticapitalista representado por Marx.

Por otro lado, como clase dominante en el orden de las relaciones de fuerza capitalistas, la burguesía puede, en cambio, defender el cosmos hecho según la morfología capitalista, apoyando ipso facto a los intereses de la élite y del capital.

La historia de la clase burguesa, en la etapa dialéctica que precede su actual desintegración en la nueva plebe precarizada post-burguesa y post-proletaria, se explica bajo esta luz, es decir en la tensión entre la contestación del capital y su plena aceptación, entre la participación en las luchas del Siervo o el apoyo a los intereses de la élite. Esta élite, sin embargo, después de la derrota del Siervo en 1989, procede a desintegrar la burguesía misma, en la medida en que ya no necesita su apoyo.

En consecuencia, como hemos visto, la precipita en el abismo del precariado, forzándola a refluir en la nueva masa en el cual se identifica el Siervo actual, “en sí” y todavía no “para sí”. 

Si, con el 1968, se había matado a la cultura burguesa del padre y de los valores no mercantilizables (y, por lo tanto, no plenamente compatibles con la lógica de mercado), en 1989 y en los años siguientes se aniquila la burguesía como clase social, es decir como clase media.

En lugar del antagonismo bilateral entre Siervo y Señor perteneciente al capitalismo dialectico, aparece la dicotomía no conflictual entre una global class neo-feudal y financiera y una inmensa plebe precarizada y sin conciencia de clase, englobante tanto el viejo proletariado, como –de una forma siempre  más creciente- la vieja clase media, ella también objeto de ofensiva por parte de la élite apátrida.

Con el fin de llevar a cabo exitosamente la desintegración de las clases medio-burguesas, cuyo apoyo ya no se necesita durante la época de la derrota del enemigo comunista (Berlino 1989), las élites neo-feudales están destruyendo su fundación social de dos siglos de antigüedad, es decir, el trabajo permanente entendido como lugar de la estabilidad y el reconocimiento social, ahora sustituido por el trabajo flexible y precario. Esta forma de trabajo genera la pulverización atomística de la dimensión pública y la privatización completa de la vida social, des-eticizando el mundo de la vida y destruyendo la estabilidad existencial propia tanto de la clase burguesa, como de la proletaria.

Se cumple, así, ese proceso de destrucción de la estabilidad ética y cultural burguesa que había empezado en 1968, y que era funcional al desarrollo sin límites del fanatismo económico clasista.

El trabajador estable, además, no es una figura exclusivamente conectada a la actividad profesional. Al contrario, representa un modelo social de carácter eminentemente político, donde la estabilidad aparece como una forma de protección funcional al  mantenimiento del libre ejercicio de los derechos políticos garantizados por las constituciones democráticas.

El trabajo estable entendido en el sentido de la eticidad de matriz hegeliana corresponde, de hecho, al hombre liberado de sus necesidades básicas como el hogar y el trabajo garantizado, la salud y la seguridad del trabajador. Sobre esta base, él puede beneficiar de la autonomía necesaria al fin de garantizar la libre participación política.

Favorecida por el mercado flexible y el proyecto político de la élite neoliberal, la destrucción planificada de esta estabilidad laboral fundadora de la participación política se traduce en precariedad la cual, como resultado, es al mismo tiempo laboral y participativa, y que conduce a la pérdida de los derechos relacionados con la estabilidad que acabamos de mencionar.

Si el trabajador precario no puede decidir nada acerca de su propio ámbito individual y familiar, así como se encuentra regulado por el mercado fluctuante, tampoco será capaz de ejercer su libertad en la esfera política. Obligado a la búsqueda incesante de una ocupación en el mar infinito de los contratos de trabajo temporales, lo que le falta es el tiempo y la atención necesarios para una activa participación política. Además, su condición precaria hace que sea constantemente chantajeable por el bando del Señor a través de la amenaza de no renovación del contrato. Él, por lo tanto, no puede participar libremente en la actividad política ni expresar sin temor a su propia perspectiva.

Este aspecto impide el establecimiento de un diálogo político con otros precarios y, por lo tanto, la formación de una “cadena social” que transforme el sufrimiento individual en un proyecto común y solidario de redención.

Por esta razón, la precarización corresponde a la agresión del Señor al mundo de los derechos del Siervo y, de una manera sinérgica, a una forma gubernamental destinada a producir un nuevo tipo de subjetividad, el hombre inestable y manipulable, el cual se coloca en una posición de completa desventaja en diagrama de las relaciones de fuerza.

A la aniquilación del trabajo estable se acompaña, para completar el cuadro, la destrucción planificada de la familia y de la escuela como pilares del mundo ético burgués, incompatible con el paradigma des-eticizado de la flexibilidad universal en cuyo horizonte la única realidad sólida y, aún más, granítica, es el mercado transformado ideológicamente en un destino insuperable.



En el tránsito de la conciencia infeliz burguesa a la inconsciencia feliz posmoderna, y de la conflictividad entre Siervo y Señor a la de las revuelta unilateral de las élites, el dualismo oposicional del nuevo feudalismo capitalista puede basarse, por lo tanto, en la polarización entre la global class autocrática y la neo-esclavizada pauper class, es decir, la inmensa plebe precarizada, entre los Señores apátridas del mundialismo y los Siervos neo-feudales y precarizados. Esta polaridad, ya desprovista de la conflictividad biunívoca, se manifiesta en la inédita forma de la masacre de clase administrada por el nuevo Señor neo-oligárquico.

La clase media burguesa y el proletariado consciente de sí mismo están hundidos en el magma de una nueva clase in fieri, compuesta por una plebe precarizada tanto a nivel de trabajo como de la conciencia y existencial, despojada de derechos, ilimitadamente explotada por el nuevo Señor, individualizada en el atomismo de las soledades e incapaz de organizar una reacción concertada.

La re-plebeización de las clases sociales más débiles genera, así, un complejo e inédito agregado social, con conflictividades latentes en su interior, compuesto por subjetividades vaciadas, individuos atomizados y mutuamente hostiles, unisex y desarraigados, sin identidad y oposición, sin conciencia de clase y sin gravedad simbólica, estructuralmente móviles y nómadas, des-territorializados y des-eticizados, sin cultura y sin demora estable, flexibles tanto en la erogación de la fuerza de trabajo como en los estilos de vida y en la misma composición de clase, incierta y con contornos evanescentes.

Cómo las estrellas nacen de las nubes planetarias, productos de la disolución de las viejas estrellas, de manera parecida la nueva pauper class globalizada - plebe neo-feudal sin reconocimiento - nació del magma producido por la disolución de las viejas clases a partir de 1989. Es el resultado de la disolución del proletariado y la burguesía, ahora convertidos en una sola clase “en sí” y no “para sí”, precarizada y desestabilizada, flexibilizada y desarraigada.

Las clases medias burguesas, que permitieron a las élites de triunfar sobre las clases proletarias y el socialismo real, han sido correspondidas, después de 1989, con la flexibilidad laboral y la época de las expectativas decrecientes, así como la destrucción del perfil burgués clásico ha sido reemplazado por el homo instabilis, precario y flexible, ya sin la eticidad hegeliana representada por la familia, el trabajo estable, la formación escolar y universitaria pública y garantizada por el Estado como un lugar de mediación política y social.

De esta manera, a través de la plebeización de la clase media, la burguesía se ha disuelto, al igual que el proletariado, y se ha convertido, con este último, en parte de la nueva masa precarizada y sin conciencia, integrada en la estructura y la superestructura, dominada y subalterna.

La nacionalización de las masas típicas de la primera revuelta de las élites (1914) ha dado paso a la precarización de las masas propia de esta segunda
rebelión oligárquica (1989).

De esta manera, el nuevo orden flexible del mundo post-1989 se presenta en forma antinómica, dejando co-existir en su interior el despliegue en forma absoluta del bloque histórico capitalista y la inédita re-feudalización globalista de la sociedad, en la forma de la polarización a-dialectica entre la oligarquización de las élites y la plebeización del proletariado y de la burguesía anteriores.

La oligarquía no es burguesa, así como la plebe no es proletaria. Ambas son post-burguesas y post-proletarias, partes opositoras de la nueva relación de clase en que el Señor oligárquico y neo-feudal está en revuelta contra la plebe precarizada y sin conciencia, siendo el nuevo precariado compuesto por la reabsorción del antiguo proletariado y la vieja burguesía.

La nueva plutocracia de la élite neo-feudal está compuesta, esencialmente, por un numero restringido de individuos privilegiados que constituyen la global class -el siempre menos atestado bando del Señor- y que se evaporan como el capital: viven en diferentes países, escapan las obligaciones de la ciudadanía, son vocacionalmente apátridas y enemigos de todas formas de arraigo, de soberanía e identidad estable.

En el programa de de-localización, entendido como secreto de la competitividad, se condensa también el estilo de vida y la visión del mundo de esta nueva plutocracia enemiga tanto de los derechos sociales como de la estabilidad ética y existencial, del arraigo comunitario como de las formas democráticas puestas sobre el Nomos de la economía.

Esta élite, cuyos miembros son menos del uno por ciento de la población mundial, posee una fuerza financiera imponente al punto tal que puede manejar de manera casi monopolista el debate político y las políticas económicas y sociales; lo que le permite presentar su interés como universal, contrabandeándolo en forma del pensamiento único políticamente correcto.

La global class neo-feudal lucha en nombre de la extensión ilimitada de la forma-mercancía y del mercado soberano, individuando su propio enemigo en todo lo que resiste a esta dinámica o que le puede resistir, in primis en el Siervo organizado y en los Estados nacionales con primacía de la política sobre la economía.

En el bando opuesto, tenemos la reconfigurada clase del Siervo reducido a pauper class global, a plebe precarizada y sin conciencia, compuesta por la gran mayoría de la población mundial y obligada pasivamente a sufrir las decisiones y los abusos de la élite neo-oligárquica.






PUNTO Y APARTE


Qué les queda a los jóvenes. Mario Benedetti





Errores del sistema - Minidocumental





La realidad supera a la ficción: 1984





Detrás de la Razón - Espionaje, #PeñaNieto #periodistas #terroristas #México e Israel





Foro Abierto - México: los periodistas, espiados y asesinados





Marco Aurelio Denegri: la inteligencia





Lectura, ¿Por qué no se lee?





Gringo se burla de la Armada de Chile





Marco A. Denegri - Nos cuenta otro chiste





POESÍA CON LOS JÓVENES - MARIO BENEDETTI




Fabula - Volver a Lo Mismo





Elliott Smith - True Love





Elliott Smith - Whatever





Elliott Smith - I better be quiet now





Elliott Smith - I didn't understand





Elliott Smith - A question mark





Elliott Smith - Blackbird (COVER Beatles)





Elliott Smith - Jealous guy (cover John Lennon)





Elliott Smith - Thirteen





---------------------------------------------------------------------------------------

SI DESEAS REALIZAR UNA DONACIÓN PARA ESTE BLOG Y QUE PERMITA ADEMÁS REALIZAR OTROS PROYECTOS AFINES CON LA CULTURA ,LA INFORMACIÓN Y LA DIFUSIÓN DE CONTENIDO CON FINES SOCIALES, LO PUEDES HACER BUSCANDO LA SIGUIENTE IMAGEN DONDE HACIENDO CLICK ACCEDERÁS A LA DIRECCIÓN DE PAYPAL DEL BLOG:
IF YOU WANT TO MAKE A DONATION FOR THIS BLOG AND THAT ALSO ENABLES OTHER PROJECTS RELATED TO THE CULTURE, INFORMATION AND DISSEMINATION OF CONTENT FOR SOCIAL PURPOSES, YOU CAN DO IT BY SEARCHING FOR THE FOLLOWING IMAGE WHERE BY CLICKING YOU WILL ACCESS THE PAYPAL ADDRESS OF THE BLOG:
SE VOCÊ QUER fazer uma doação a este blog, e também permite FAZER outros projetos relacionados à cultura, informação e conteúdo de transmissão com fins sociais, você pode fazer procurando este retrato onde CLICAR-lo para o endereço do blog do PayPal:
Wenn Sie eine Spende Um diesen Blog zu machen und erlauben auch andere Projekte im Zusammenhang mit Kultur, Information und BROADCAST CONTENT MIT SOZIALEN ZWECKEN machen, können Sie für dieses Bild DO, wo Sie auf die PayPal-Adresse BLOG klicken:

SI VOUS VOULEZ FAIRE UN DON À CE BLOG ET PERMETTRE AUSSI FAIRE D'AUTRES PROJETS RELATIFS À LA CULTURE, DE L'INFORMATION ET CONTENU BROADCAST à but social, vous pouvez CHERCHE cette photo où vous à l'adresse En cliquant PayPal BLOG:

SE VUOI FARE UNA DONAZIONE a questo blog e permettono anche EFFETTUARE ALTRI PROGETTI legate alla cultura, informazioni e contenuti trasmessi con finalità sociali, si può fare alla ricerca di questo quadro in cui si fare clic per l'indirizzo del blog di PayPal:




OTRA MANERA DE APOYAR AL BLOG ES HACIENDO CLICK EN LA ABEJA DE ADF.LY Y LUEGO SEGUIR LAS INSTRUCCIONES DE LA SIGUIENTE IMAGEN(MIENTRAS MÁS CLICKS DES AYUDARÁS A ESTE BLOG):  


ANOTHER WAY TO SUPPORT THE BLOG IS BY CLICKING ON THE ADF.LY BEE AND THEN FOLLOWING THE INSTRUCTIONS OF THE FOLLOWING IMAGE (WHILE MORE CLICKS WILL HELP YOU WITH THIS BLOG):

OUTRA MANEIRA DE APOIO AO BLOG está clicando ADF.LY ABELHA E siga as instruções da imagem (o mais cliques ajudar este BLOG DES):

EINE ANDERE WEISE DER BLOG ZUR UNTERSTÜTZUNG anklickt ADF.LY BEE und folgen Sie den Anweisungen dieser BILD (Je mehr Klicks helfen, diesen BLOG DES):

Une autre façon de SOUTENIR LE BLOG EST ET BEE ADF.LY VOUS CLIQUEZ SUR SUIVRE LES INSTRUCTIONS DE ALORS CETTE IMAGE (LES PLUS CLICS aider ce BLOG DES):

Altro modo per sostenere il blog è CLICCANDO ADF.LY APE E quindi seguire le istruzioni dell'immagine (LE clic in più aiutano questo BLOG DES):



























































































































.

No hay comentarios: